Los errores mas comunes de mantenimiento de tu bicicleta

Los errores más comunes de mantenimiento de tu bicicleta

Un correcto mantenimiento de nuestra bici alarga su vida útil y nos ayuda a conducir cómodamente. Sin embargo por falta de experiencia o por no disponer de los conocimientos adecuados podemos cometer errores en su mantenimiento.

A continuación te contamos los errores más comunes en el mantenimiento de tu bicicleta para poder evitarlos: 

Los errores más comunes de mantenimiento de tu bicicleta

Lavar la bicicleta con agua demasiado a menudo: 

Las actuales bicicletas de carbono incluyen una gran cantidad de componentes metálicos, por si fuera poco la transmisión y los rodamientos tampoco suelen ser muy amigos del agua.

¿Significa esto que tengo que ir por la calle con una bici sucia para que no se estropee? 

Nada más lejos de la realidad, simplemente saber que en la mayoría de los casos será mejor idea mantenerla limpia con un trapo seco que elimine el polvo y los restos de barro adheridos. Dejaremos las limpiezas con agua para momentos especiales donde sintamos que la bici lo necesita realmente. 

Inflar las ruedas a una presión incorrecta

Muchas veces por los comentarios de otros ciclistas que están con nosotros y que ¡Sorpresa! Todos conocen la presión exacta para las ruedas de nuestra bici (Pero casualmente cada uno indica una diferente) acabamos por hinchar las ruedas de forma incorrecta. 

Solo tu conoces la presión exacta para las ruedas de tu bici, si no la sabes con exactitud consulta a un profesional para que te asesore. De circular con la presión correcta depende tu comodidad, seguridad y la vida útil de las ruedas.   

No utilizar productos específicos de limpieza para bicicletas

WD-40 es un limpiador multiusos que limpia los mecanismos pegajosos, afloja las partes oxidadas, lubrica y elimina la humedad. Suena tan perfecto para bicicletas que la mayoría de ciclistas lo considera el santo grial de la limpieza.

¿El problema?

Ni siquiera la marca WD-40 lo recomienda para la limpieza de bicis, es un producto totalmente desaconsejado. Por otro lado WD-40 es solo un ejemplo, lo hemos utilizado por su fama ya que NINGÚN producto de limpieza multiusos está realmente aconsejado para la limpieza de bicicletas. 

En su lugar debemos elegir siempre un producto especialmente creado para mantener intactas las características y los materiales de los distintos elementos que componen la bicicleta.Utilizar solamente llaves dinamométricas

Las llaves dinamométricas son más rápidas, fáciles y perfectas para la fibra de carbono. Pero cuando tenemos que ajustar el sillín de la bici a 80 kilómetros de casa ya no suenan como una idea tan fantástica. 

Lo ideal es contar con una multiherramienta para estos casos, la puedes guardar cómodamente en el bolsillo del maillot o pantalón y, creeme, agradecerás llevarla encima siempre que la necesites y tu bici ¡También!   

Tocar los tornillos limitadores de cambio

Lo más habitual si has comprado la bici en unos grandes almacenes o una tienda especializada, es que la montara un mecánico profesional, rara vez necesitarás tocar los tornillos limitadores de cambio. 

En su lugar sería más útil aprender a regular el desviador, así evitarás que la cadena se salga cuando vayas a cambiar y que no salte.  Apretar mucho los tornillos pequeños y frágiles

Los tornillos pequeños por lo general no suelen necesitar mucha fuerza para quedar fijados, además una presión excesiva puede ser nefasta para ellos. Una buena idea para prevenir apretar los tornillos frágiles con demasiada fuerza es invertir en una llave de torsión de calidad.   

No cambiar la tija del sillín con regularidad

La vida útil de la tija del sillín es de tres a seis meses, pasado este tiempo puede cuartearse lo que representa un grave peligro cuando circulamos con ella. Mantener la tija siempre engrasada evita que se oxide demasiado rápido, para las piezas de carbono podemos utilizar aceites especiales de consistencia pastosa.  

Ignorar el desgaste de las llantas

Ignorar los límites de desgaste de las llantas está prohibido y es algo que debemos tener en cuenta para nuestra seguridad y la del resto de conductores. 

Algunos fabricantes incluyen mecanismos que hacen las veces de indicadores del desgaste, los que nos da un idea aproximada del estado de nuestras llantas. También es buena idea observar la superficie de frenado de manera cóncava.   

Realizar el mantenimiento de la bicicleta es algo muy relajante, también nos ayuda a sentirnos más realizados cuando circulamos con ella. Por esa razón conocer los errores más comunes de otros ciclistas te ayudará a no caer en los mismos fallos y a realizar las tareas de mantenimiento de una forma más placentera. 

Comments

themekiller.com